La Realidad Virtual VR360 para la venta de un inmueble

El sector inmobiliario es quizás el que más cambios bruscos ha sufrido en los últimos tiempos. La adquisición de vivienda sigue siendo una necesidad pero todo lo demás ha cambiado.

El mercado ha sufrido cambios económicos importantes que han variado los equilibrios de oferta y demanda de vivienda. Hasta hace poco se construía casi sin medida, el paisaje se llenaba de grúas, camiones y vallas de obras en construcción. La financiación era poco escrupulosa y muchos eran los que compraban.

Vivíamos en un momento en el que eran muchos los que querían y podían comprar viviendas, tanto que había que construir para satisfacer esa demanda.

Pero esa burbuja conocida por todos explotó y nos ha dejado una triste realidad. Actualmente existen edificios enteros en venta y pocos con posibilidad real de obtener la financiación necesaria para la compra de una vivienda.

Por cada comprador potencial existen seis casas en venta. El equilibrio se ha invertido y ahora vender un inmueble es mucho más complejoLa realidad económica se impone empujando al sector inmobiliario a innovarse continuamente para conseguir la ventaja de atraer primero a ese comprador.

Ahora, vender un inmueble es mucho más complejo.

Dentro de esas continuas innovaciones la realidad virtual es la reina indiscutible del momento. Para las inmobiliarias supone una herramienta fundamental que aporta calidad y visibilidad a su trabajo. Además reduce costes de tiempo muy considerables evitando desplazamientos innecesarios y afina en mucho la probabilidad de que el interesado compre.

En un elevadísimo porcentaje los clientes que solicitan una visita presencial después de haber realizado la visita virtual al inmueble acaban comprándolo.

Vamos a ver cómo puede ayudarte una herramienta tan potente como la realidad virtual.

Visibilidad máxima

Internet es el medio en el que difundir la venta de tu casa. Encontrar un comprador en un mercado difícil te obliga a jugar bien tus cartas.

La realidad virtual es muy apreciada por los portales inmobiliarios que saben que los usuarios la demandan cada vez más. Por ello una visita virtual de tu casa te hará escalar puestos en las largas páginas de anuncios de inmuebles en venta. Ten presente que estar en los primeros puestos aumenta considerablemente tus posibilidades de venta (nadie pasa de la cuarta o quinta página de búsquedas, nadie).

Una visita virtual de tu casa te hará escalar puestos en las largas páginas de anuncios de inmuebles en venta.

El comprador de tu casa está ahí, márcale el camino con una visita virtual que lo atraiga.

Atracción Indiscutible

Ten presente el dato de mercado, un comprador por cada seis casas. Para el que busca comprar su nuevo hogar puede llegar a ser una tortura. El mercado está saturado de casas en venta. 

Los portales inmobiliarios les envían las novedades que se han publicado según sus criterios de búsqueda, las inmobiliarias los llaman cada vez que un nuevo inmueble entra en cartera, los bancos les informan de sus nuevas campañas, las redes sociales les muestran casas y más casas, sus amigos les envían enlaces, la familia está pendiente de hacerle llegar cualquier anuncio de adosado, piso, ático…

Quieren comprar pero ya no les vale lo de siempre. En ocasiones las inmobiliarias no han sabido captar sus necesidades y han realizado visitas que consideran una pérdida de tiempo. 

El potencial comprador de tu casa quiere toda la comodidad posible, quiere visitarla sin presiones, mirar el techo, el suelo, las ventanas… Quiere ver tu casa en el momento que le apetezca, con intimidad, sin sentirse cohibido. La visita virtual es tu aliada, puede ser la diferencia que marque la venta. Tienes que esforzarte en estar ahí, con las puertas siempre abiertas a ese comprador que busca tu casa.

La visita virtual puede ser la diferencia que marque la venta de tu casa.

Rentabilidad de tu tiempo

Vender un inmueble implica recibir visitas presenciales. Es indiscutible que para comprar una casa hay que visitarla personalmente. No obstante hay una idea que debes anclar en tu mente: necesitas un comprador, solo uno. ¿Que por qué recalcamos algo tan evidente? pues porque en realidad solo la visita de ese comprador es la necesaria. Todas las demás no habrán aportado más que molestias. 

La realidad virtual te permite enseñar tu casa organizada, limpia y perfecta en cualquier momento, a cualquier hora, a cualquier persona. Olvídate de estresarte para tenerlo todo perfecto, de correr para cuadrar tus horarios con los del interesado. Ahora con un simple enlace puedes permitir la entrada del comprador.

Rentabilizar el tiempo es importante para el potencial comprador pero también para ti. La realidad virtual es una herramienta potentísima de descarte o decisión.

La realidad virtual es una herramienta potentísima de descarte o decisión.

Si después de ver la visita virtual te solicitan la visita presencial tienes bastantes posibilidades de que tu casa esté vendida.

Te deseamos mucha suerte en la venta de tu casa.

Artículos Relacionados

Deja un comentario